EL JUZGADO Nº 5 DE DONOSTIA, CONDENA A ARTIKUTZA SA E IROVISA A INDEMNIZAR CON 154.000 EUROS, A VIUDA E HIJOS DE JMJR FALLECIDO EL 2015 POR ADENOCARCINOMA PULMONAR AL INHALAR AMIANTO DE LAS ZAPATAS DE FRENO DE VEHICULOS

“ES HORA DE QUE LAS EMPRESAS SE IMPLIQUEN CON LOS GOBIERNOS PARA CREAR EL FONDO DE COMPENSACIÓN”

El Juzgado de lo Social Nº 5 de Donostia condena a ARTIKUTZA SA (antiguo Garaje RAG SA que desapareció hace 30 años) e IROVI SA a indemnizar en concepto de daños y perjuicios con 154.000 euros a la viuda e hijos de Jesús María J.R. fallecido en Enero 2015, a consecuencia de un Adenocarcinoma Pulmonar, derivado de la exposición laboral al amianto, desprendido de las zapatas de freno y embragues de los vehículos que reparaba, con ausencia total de medidas preventivas.

JMJR nacido en 1951, trabajo en diferentes empresas, entre ellas: Talleres Mecánicos GARAJE RAG SA (actual Artikutza) entre 1970-72 y en IROVI SA entre 1975 y 1984, en ambas trabajando como mecánico de coches.

En el juicio celebrado el 21 de Junio, las empresas discrepan de la causa de muerte del trabajador, de la concurrencia de requisitos para la exigencia de responsabilidades, como del Baremo de la indemnización solicitada.

El Informe de OSALAN, es claro cuando señala: “Los trabajadores en garajes de reparación de vehículos pueden haber estado expuestos a amianto en intervenciones directas sobre materiales con amianto, pero también de manera pasiva trabajado en ambientes con amianto” Los materiales: Guarniciones de freno, embragues, junta culata, prensa estopa, etc., contenían amianto hasta mediados de los 80.

Las empresas en ningún momento informaron del riesgo a los trabajadores, tampoco se les doto de protección respiratoria. Cuando el trabajador fallecido, reparaba los frenos de los vehículos, limpiaba con aíre a presión dispersando las fibras cancerigenas. Por tanto, las empresas incumplían el Decreto de 1961 que establecía Concentraciones Máximas Permisibles, así como el Decreto que reconocía la ASBESTOSIS como enfermedad profesional, la Ordenanza de Seguridad e Higiene y el Reglamento de 1982 de trabajos de riesgo de amianto. Por todo ello, el Juzgado estima la demanda de la familia del fallecido y condena a ARTIKUTZA SA e IROVISA a pagar 154.000 euros, absolviendo a BASALAN y ARCELOR MITTAL, al no haber estado expuesto al amianto.

ASVIAMIE considera que ha llegado la hora de que las empresas y las Asociaciones Patronales se impliquen, presionando a los Gobiernos sobre la urgente creación del Fondo de Compensación para las Victimas del amianto, cuyo debate y trámite Parlamentario, iniciará tras las vacaciones.

Es indiscutible, que en el origen de la epidemia de cáncer producida por el Amianto, existe además de una responsabilidad empresarial por incumplir la legislación, una responsabilidad de Estado por su pasividad durante décadas con el riesgo de la fibra cancerigena. El reconocimiento de las enfermedades en trabajadores/as de grandes, medianas y pequeñas empresas, coloca algunas en situación delicada, ante las demandas judiciales.

ASVIAMIE alerta asimismo todos los trabajadores que tuvieron contacto en el trabajo con el Amianto, se pongan en contacto con nosotros o las organizaciones sindicales, para solicitar su incorporación al Plan de Vigilancia Sanitaria del Gobierno Vasco para posibilitar la detección precoz de las enfermedades del amianto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *