EL JUZGADO DE LO SOCIAL Nº 5 DE DONOSTIA, CONDENA A COFIVACASA Y GERDAU ACEROS

  • EL JUZGADO DE LO SOCIAL Nº 5 DE DONOSTIA, CONDENA A COFIVACASA Y GERDAU ACEROS ESPECIALES A INDEMNIZAR CON 69.724,33 A EXTRABAJADOR DE PEDRO ORBEGOZO, AFECTADO DE INCAPACIDAD TOTAL POR ASBESTOSIS.
  • LAS EMPRESAS SE OPUSIERON A LA INDEMNIZACION POR TRATARSE DE UNA “ENFERMEDAD BENIGNA” DEL AMIANTO Y EN UN PENSIONISTA

El Juzgado de lo Social Nº 5 de Donostia, condena a las empresas COFIVACASA y GERDAU ACEROS ESPECIALES, a indemnizar solidariamente con 69.724,33 euros, en concepto de daños y perjuicios a un ex trabajador de PEDRO ORBEGOZO-ACENOR de Hernani, al que la Seguridad Social le ha reconocido una Incapacidad Total por ASBESTOSIS, derivada de enfermedad profesional.

EIC trabajo desde 1970 hasta 1993 en Pedro Orbegozo-Acenor, desarrollando tareas de Cucharero en Acería con importante e incontrolada exposición durante 23 años al amianto y otras sustancias cancerigenas, sin información del riesgo, ni adecuadas medidas de protección respiratoria.

Posteriormente, al cierre de la empresa, el año 94 logro que se le reconociera una Incapacidad Total por enfermedad común por Lumbalgia.

El 2013 tras diagnosticarle una Asbestosis pleural y limitaciones por Disnea Grado II, Astenia y Restricción moderada ventilatoria, se le reconoce una Incapacidad Permanente Total derivada de enfermedad profesional.

En el juicio celebrado el pasado día 11, las empresas no cuestionaron la exposición al amianto de EIC en Pedro Orbegozo, pero se opusieron a la compensación por el daño, argumentando que la ASBESTOSIS es una enfermedad “benigna”, en tanto no se le ha desarrollado un cáncer y ya era pensionista.

La sentencia valora correctamente la demanda, afirmando que la Resolución del INSS se “refiere a la ocupación habitual y no al trabajo, porque la merma afecta a toda persona, trabajadora o no”, es decir, rechazando los argumentos empresariales sobre la Incapacidad Total por enfermedad profesional a un pensionista

 

ASVIAMIE, Asociación vasca de victimas del amianto, valora positivamente la sentencia, y anima a los numerosos pensionistas afectados de restricciones respiratorias y disnea, tras décadas de trabajo nocivo en fundiones a reclamar el reconocimiento profesional de la enfermedad y la compensación por el daño producido tras incumplir las empresas sus obligaciones preventivas.

Miles de trabajadores siderúrgicos, tuvieron contacto con el amianto y la Silice Cristalina entre otras sustancias cancerigenas continúan presentes, con total desconocimiento del riesgo y ahora pagan las consecuencias del deterioro de la salud.

 

Por esta razón, ASVIAMIE anima a quienes estuvieron expuestos décadas atrás a la fibra cancerigena, soliciten su incorporación al Plan de Vigilancia Sanitaria específica del amianto, para posibilitar la detección precoz de las enfermedades profesionales, evitando que el origen de estas, quede oculto y sin la compensación económica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *